Como muchos otros aspectos de la vida, el desarrollo del habla es el resultado de una combinación de factores innatos y adquiridos. La constitución genética determina en parte, la inteligencia y el desarrollo del lenguaje, pero también el entorno familiar. 

Que tu hijo/a pronuncie y articule bien los sonidos depende en gran medida de que vosotros ofrezcáis un modelo correcto de pronunciación además de que también intervienen de forma decisiva el oído, la respiración, el soplo y la capacidad de movimiento de los órganos buco-fonatorios.

Consejos generales que podéis utilizar en casa:

ESPAI TAU KIDS TEAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *