Psicología infantil

¿Cuándo podrías consultar a un/una psicólogo/a?

  • “Mi hijo está triste”
  • “Todavía se hace pipí en la cama”
  • “Tiene miedo a estar solo”
  • “Tiene terrores nocturnos”
  • “No quiere dormir solo”
  • “Tiene muchos celos de su hermano”
  • “Es muy agresivo”
  • “Me desafía”
  • “No obedece”
  • “Es muy infantil”
  • “No se relaciona con los demás niños”
  • “Parece que está en su mundo”
  • “Está muy pegado a mí”
  • “Es muy impulsivo”

¿Qué necesitas saber sobre la Psicología?

Es la disciplina que estudia la conducta, los procesos cognitivos y emocionales de las personas, en relación con el medio que las rodea. Etimológicamente, “psicología” proviene del griego, de la palabra “psique” que hace referencia al alma y de la palabra “logos” que hace referencia al estudio.

¿Qué hacen los/las psicólogos?

Contribuyen al desarrollo del niño sobre unas bases seguras aprovechando su gran plasticidad y preparándolo para afrontar con éxito etapas posteriores. Además, ofrecemos soporte a las familias dándoles un espacio donde se sientan comprendidos y puedan resolver todas sus dudas acerca de sus hijos. El fin de la terapia es comprender el mundo interno del niño mediante una relación de colaboración entre los padres y el terapeuta. A partir de este trabajo en equipo averiguaremos la raíz del problema para saber hacia dónde debemos dirigirnos y poder trazar un camino conjunto hacia la mejora de la calidad de vida del niño/a y su entorno. A través del juego, en el caso de los más pequeños, el terapeuta ayudará al niño a resolver sus conflictos en su propio idioma.