TARTAMUDEZ PRECOZ

Pautas para padres

La tartamudez o disfemia es un trastorno del habla (no un trastorno del lenguaje) que se caracteriza por interrupciones de la fluidez del habla, bloqueos o espasmos, que se acompañan normalmente de tensión muscular en cara y cuello, miedo y estrés.

La tartamudez existe también en niños pequeños. Es más probable que los niños que comienzan a tener dificultades alrededor de los 4 años de edad tengan un tartamudeo persistente que aquellos que empiezan a tartamudear siendo más pequeños.

El tratamiento precoz de la tartamudez es muy importante, ya que es más probable que se pueda eliminar cuando el niño es pequeño (antes de ingresar a la escuela primaria). Hay dos formas de tratamiento principales para la tartamudez:

  • El tratamiento indirecto es cuando el logopeda ayuda a los padres del niño a modificar sus propios estilos de comunicación. 
  • El tratamiento directo involucra el trabajo del logopeda con los niños mismos, ya sea en forma individual o en grupos pequeños. Además, el tratamiento directo podría implicar ayudar al niño a diferenciar entre habla corrida (fluida) y habla con «tropiezos» (tartamudez).  

Después de los 7 años de edad, es poco probable que la tartamudez desaparezca por completo. Aun así, después de los 7 años, el tratamiento puede ser muy eficaz para ayudar a un niño a manejar su tartamudez de forma efectiva, ayudándolo a desarrollar las aptitudes necesarias para manejar situaciones difíciles.

Los padres mientras tanto pueden:

  • Reducir la tensión en la comunicación. Hay diferentes técnicas para disminuir la presión a un niño en una situación de conversación. Reformular las preguntas en forma de comentarios (usando «Hoy jugaste en el patio en la escuela. ¡Debe haber sido divertido!» en vez de «¿Qué hiciste hoy en la escuela?») es una forma más eficaz.
  • Hablar sobre lo que pasa. Cuando los niños son conscientes de su tartamudez, es mejor ser abiertos y hablar del tema en forma positiva. Hazles saber que está bien «hablar con tropiezos». Si un niño parece no ser consciente del problema, no es necesario hacérselo notar hasta que consultéis a un logopeda.
  • Ser paciente. Dad a los niños tiempo para que terminen de decir lo que están diciendo. No los apuréis ni los interrumpáis. No les pidáis que hablen «más despacio» ni que «piensen en lo que quieren decir». Frases como esas, por lo general no ayudan a los niños que tartamudean.
  • Dar ejemplo de buenos hábitos de habla. Si bien en general no es útil decirle a un niño cómo hablar, los padres pueden dar ejemplo de buenos hábitos de habla que ayuden con la tartamudez, como hablar más despacio, hacer más pausas entre oraciones y hablar de manera relajada.
  • Buscar la ayuda de un profesional. Hay muchas maneras de buscar a un logopeda. El pediatra del niño puede hacerle una recomendación. 

ESPAI TAU KIDS TEAM

GREGAL THERAPHY S.L. utiliza \\\\\\\"COOKIES\\\\\\\" para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro portal web, mejorando la seguridad, para obtener una eficacia y una personalización superiores, para recoger datos estadísticos y para mostrarle publicidad relevante. Haga clic en \\\\\\\"ACEPTAR\\\\\\\" para autorizar su uso, en “RECHAZAR” para rechazarlas o en “MAS INFORMACIÓN” para consultar información sobre todas las cookies.  En el caso de rechazarlas, GREGAL THERAPHY S.L. no puede garantizar la plena funcionalidad de la página. Puede obtener más información en nuestra POLÍTICA DE COOKIES a pie de página.   
Privacidad
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?